• Se toman en Quito los primeros pasos para enmarcar una operación aeroportuaria internacional que cuide del medio ambiente.

 

Con el objetivo de promover la cooperación entre la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) -agencia especializada de las Naciones Unidas-, los actores de la industria y aeropuertos de todo el mundo, el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) ha desarrollado los Programas de Excelencia Aeroportuaria (APEX). En la actualidad este sistema está conformado por dos aristas: APEX en Seguridad Operacional y APEX en Seguridad de la Aviación.

 

El objetivo de los APEX es definir procedimientos y conocimientos dentro de áreas específicas de las operaciones mediante evaluaciones y el cruce de información de las mejores prácticas de los aeropuertos miembros del consejo. El marco normativo en el que se basan los APEX yace en las reglas de la OACI y las leyes de aviación internacionales para elevar los estándares de seguridad de los aeropuertos y maximizar su eficiencia operativa.

 

Debido a la coyuntura en la que el mundo busca la forma de desarrollar sus actividades respetando el ambiente y mitigar el impacto ambiental del cambio climático, ACI Mundial tomó la determinación de, en su 27ª Asamblea General llevada a cabo en 2017 en Mauricio, África, crear el plan piloto para el APEX en Ambiente, elevando a resolución oficial de esta organización internacional el cuidado del medio ambiente.

 

El Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito, único aeropuerto greenfield, o construido desde cero en la región, tiene una ventaja en este ámbito. Al contar con infraestructura moderna y al haber sido levantado con la visión de construir instalaciones que sean eficientes en su consumo y bajo normas de respeto al medio ambiente, nació con un robusto plan de manejo ambiental y social.

 

Fue así que Corporación Quiport se ofreció como sede del programa piloto del APEX en ambiente, segura de sus procedimientos ambientales y con el conocimiento de que significaría un gran proceso de aprendizaje. Como tal, el sábado 7 de julio de 2018 arribó a Quito la comitiva del programa piloto de APEX en ambiente liderada por Danny Boutin, Gerente Senior de los Programas APEX, en compañía de Francisco Medela, Gerente de Asuntos de Industria de ACI – Latinoamérica y el Caribe; Juliana Scavuzzi, Gerente Senior de Ambiente de ACI Mundial; Kristi McKenney, Subdirectora de Aviación del Aeropuerto de Oakland, Estados Unidos; y Emanuel Fleuti, Director de Ambiente del Aeropuerto de Zurich.

 

Andrew O’Brian, presidente y director general de Quiport recibió a la comitiva diciendo, “entendemos muy bien nuestra responsabilidad para mantener una operación eficiente y a la vez amigable con el ambiente y precisamente por eso quisimos participar en este piloto con el que inicia APEX en ambiente. Corporación Quiport tiene el compromiso para continuar participando de este programa y compartir nuestra experiencia con otros aeropuertos de la región y del mundo y también nutrirnos de sus experiencias.”

 

 

Durante una semana, la comitiva de APEX inspeccionó a profundidad las distintas instalaciones del aeropuerto de Quito, como la planta de manejo de basura, la planta de tratamiento de aguas residuales, las instalaciones de cetrería y rehabilitación de aves del aeropuerto; como también conoció los proyectos sociales de Quiport que benefician a las comunidades vecinas como Nuestra Huerta, Compartamos, entre otros.

 

“ACI es la voz de los aeropuertos, y como tal sentimos que debemos estar a la vanguardia en múltiples frentes, con especial importancia el medioambiental,” explicó Danny Boutin, Gerente Senior de los programas APEX. Por su parte, Juliana Scavuzzi comentó, “los aeropuertos son polos de desarrollo para sus comunidades, pero no solo eso. Los aeropuertos, a través de sus políticas y acciones pueden ir labrando un camino y con sus pasos generar un cambio positivo en su territorio.”

 

Los representantes de los aeropuertos de Oakland y Zúrich llegaron a conclusiones favorables sobre los programas y prácticas de manejo ambiental y social de Quiport. Kristi McKenney comentó, “quiero felicitar a Quiport por haber abierto sus puertas a esta comitiva para evaluar y analizar todo lo que han venido llevando a cabo en materia de trabajo ambiental y social. Nos ha impresionado la amplitud de programas que llevan a cabo.”

 

La intención de esta visita fue sentar las bases para la creación del programa APEX en ambiente que será aplicado en cientos de aeropuertos a escala mundial. Los expertos se fueron de Quito con buenas experiencias, dejando recomendaciones para optimizar los procesos en el aeropuerto de Quito, y grandes aprendizajes que serán replicados con miras de asegurar que los aeropuertos sean aliados del buen manejo ambiental.