Luego de 12 días de protestas, concentradas principalmente en Quito, y cierres de carreteras en Ecuador, el Gobierno y los líderes indígenas que dirigían las manifestaciones llegaron a un acuerdo el domingo 13 de octubre para poner fin de inmediato a la huelga nacional.

 

A diferencia de muchos negocios y servicios que no pudieron mantenerse abiertos durante los disturbios, el Aeropuerto Internacional de Quito se mantuvo operativo con el afán de garantizar la conectividad aérea de la ciudad, atendiendo de manera segura un alto flujo de pasajeros debido a vuelos retrasados y llegadas anticipadas de pasajeros a la terminal aérea. Varios vuelos durante los días de protesta fueron cancelados debido a las restricciones de movimiento desde y hacia la ciudad de Quito.

 

Corporación Quiport trabajó muy de cerca con todas las aerolíneas e instituciones en el aeropuerto, y ofreció alimentos y bebidas a los pasajeros para hacer su espera un poco más llevadera. Su personal ofreció apoyo logístico con la reserva en hoteles y hostales cercanos al aeropuerto y entregó bolsas de dormir a aquellos que decidieron esperar dentro de la terminal aérea. Asimismo, el centro médico del aeropuerto estuvo preparado y equipado para satisfacer cualquier necesidad de salud de pasajeros y empleados.

 

Finalizadas las protestas, las escuelas han abierto sus puertas, los negocios, grandes y pequeños, han retomado sus actividades nuevamente. La paz ha regresado y Ecuador está listo para trabajar diligentemente para la prosperidad y el crecimiento económico y social.

 

Andrew O’Brian, Presidente y Director General de Quiport explicó que “Ecuador ha recuperado la normalidad y ha vuelto a ser el destino acogedor que el mundo conoce, con gente amable, lleno de historia y tradición y dueño de riquezas naturales y culturales únicas. El Aeropuerto Internacional de Quito está listo para recibir a nuestros visitantes”.

 

Ecuador, el país de los cuatro mundos - costa, sierra, oriente e islas Galápagos - abre sus brazos y su gente trabajadora continúa luchando por la paz y la prosperidad.