Corporación Quiport, concesionario encargado de la administración general del aeropuerto, promueve permanentemente estrategias de trabajo conjunto con aerolíneas nacionales e internacionales para el incremento de la conectividad, lo que hace del Aeropuerto Internacional de Quito un lugar atractivo y seguro para operar, con altos niveles de calidad en el servicio.

 

El trabajo de desarrollo de conectividad que realiza Corporación Quiport no se detiene. Este año, en la edición 2020 de Routes Americas celebrada en Indianápolis, Estados Unidos, el equipo de Desarrollo de Rutas de Quiport, se reunió con 22 aerolíneas y aeropuertos para conversar y buscar alianzas que permitan concretar la llegada de nuevas aerolíneas al mercado ecuatoriano, y aumentar destinos y frecuencias.

 

El Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito es la principal puerta de interconexión de la ciudad y el Ecuador con el mundo. Corporación Quiport despliega, desde hace varios años, una estrategia de desarrollo de rutas con el fin de atraer más aerolíneas al país, bajo la premisa de que no son solamente clientes y usuarios del aeropuerto, sino aliados estratégicos para el crecimiento de la conectividad.

 

Quiport realiza un acompañamiento permanente y lleva adelante un trabajo colaborativo con estas firmas, a través de conversaciones directas con ellas para atraer a Quito nuevas compañías aéreas, desarrollar nuevas rutas o, a su vez, aumentar capacidad y frecuencias en rutas existentes. Además, se encarga de crear un ecosistema positivo para las mismas que permite desarrollar su operación de forma exitosa, dentro del aeropuerto.

 

Andrew O’Brian, Presidente y Director General de Corporación Quiport, explicó que la participación en Routes Americas reviste especial importancia pues es la base de toda la estrategia de crecimiento de la conectividad para el Aeropuerto Mariscal Sucre. “Participar en Routes Americas nos permite dar seguimiento a las conversaciones y negociaciones que mantenemos con varias aerolíneas, pero además es la oportunidad ideal para proponer nuevas oportunidades de vuelos directos, presentando a las aerolíneas estudios y cifras sobre el potencial que tienen; además en las reuniones con aeropuertos establecemos estrategias conjuntas y paquetes de incentivos para las compañías aéreas con las que queremos abrir rutas”, y recordó que 2019 fue el año de mayor crecimiento de conectividad en el Aeropuerto de Quito desde su inicio de operaciones en 2013.

 

Quiport entiende que el desarrollo de una nueva ruta, así como el aumento de frecuencias y de capacidad, requiere que la aerolínea invierta importantes recursos y asuma riesgos. A través de una política flexible, el concesionario busca compartir parte del riesgo del desarrollo de rutas. Por ello, trabaja coordinadamente con el Municipio de Quito y el Gobierno Central para desarrollar, en conjunto con las aerolíneas, planes de incentivos hechos a la medida de las necesidades de cada compañía aérea.

 

Las estrategias de trabajo con las aerolíneas hacen que el Aeropuerto Internacional de Quito esté hoy altamente valorado por crear un ecosistema colaborativo que facilita el desarrollo de las operaciones de las aerolíneas, pensando no solamente en las nuevas compañías que inician operaciones, sino también en las que ya trabajan en la ciudad.