• El aeropuerto de Quito cuenta con el primer centro especializado en rehabilitación y entrenamiento de aves rapaces en el país.
  • El Ministerio del Ambiente entregó dos aves rapaces para rehabilitación y reinserción en su hábitat natural.

 

El aeropuerto de Quito acogió el pasado 22 de julio a dos aves rapaces en estado de vulnerabilidad que fueron rescatadas en la provincia de Sucumbíos por el Ministerio del Ambiente. En esta ocasión se recibió un gallinazo rey (sarcoramphus Papa), de la familia de los cóndores con una herida en las alas y un águila pescadora (pandion Haliaetus) a la que le cortaron varias plumas. Estos ejemplares ingresaron al centro de rehabilitación de aves rapaces establecido en las instalaciones del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito dentro de su programa de Control de Fauna, que utiliza la cetrería como método principal.

El centro de rehabilitación, el primero especializado en rapaces en Ecuador, está adecuado para realizar varios tipos de tratamiento de recuperación para estas aves gracias a sus instalaciones, amplio espacio y personal científico - técnico altamente capacitado y especializado de la organización Faunaetus, contratada por Quiport para manejar el Control de Fauna del aeropuerto.

El principal objetivo cuando se recibe un ave es rehabilitarla y reinsertarla en su hábitat, sin embargo en algunos casos llegan aves que ya han tenido demasiado contacto con humanos y no pueden ser reinsertadas; en esos casos las aves podrían ingresar y ser parte del programa de control de fauna del aeropuerto, lo que les garantiza condiciones de vida muy favorables, pues pueden volar y mantenerse activas, lo que no ocurre por ejemplo en los zoológicos.

Las aves que llegan para ser rehabilitadas en el aeropuerto son tratadas con diversas técnicas, como por ejemplo: injertos de plumas, engorde y musculación; en el caso de aves que no puedan ser reinsertadas en su hábitat, además reciben adiestramiento y técnicas de disuasión.

El proceso de rehabilitación de las dos aves rescatadas durará aproximadamente un mes, antes de reinsertarlas a su hábitat natural.

La cetrería es clave para la seguridad operacional del aeropuerto

Por varias ocasiones hemos podido observar a majestuosas aves sobrevolando en el aeropuerto, lo que muchos no saben es que estas aves han sido adiestradas para controlar la seguridad del aeropuerto mediante un método eficaz de preparación que tiene como objetivo principal ahuyentar fauna menor con aves rapaces.

Esta disciplina amigable con el ambiente consiste en un entrenamiento para evitar el acceso de otras especies a las inmediaciones del aeropuerto y garantizar la seguridad de las operaciones que pueden verse afectadas por la presencia de fauna.

La cetrería, una práctica que ha sido empleada desde hace varios siglos y sus orígenes se remontan a la antigua China, ha resultado bastante efectiva pues la presencia de aves en las proximidades del aeropuerto de Quito se ha visto reducida en un gran número.

Actualmente, el programa de Control de Fauna del aeropuerto cuenta con 11 aves que están preparadas para ahuyentar a otras especies de una forma natural, si ellas sienten la presencia de predadores, evitarán pasar por aquella zona que está bajo su control, en este caso el aeropuerto.

Corporación Quiport, responsable de la administración del aeropuerto, instituyó el programa en 2013. Son pocos los aeropuertos de la región que cuentan con programas de cetrería para Control de Fauna.